A Ozzy le puede pasar de todo, pero no se muere. El legendario [proximamente ex] cantante de Black Sabbath tuvo que ser internado de emergencia en un hospital mientras rodaba el reality show Ozzy And Jack’s World Detour’ junto a su hijo Jack, pues una de las pildoras que tomaba, se le fue al pulmón.

“Él estaba acostado en el sillón, tomó un puñado de vitaminas y comenzó a toser.” dice Jack, “La píldora se fue a su pulmón y tuvimos que ir al hospital para que se la removieran.”

Black Sabbath estará en México por última ocasión como parte de su gira de despedida, ‘The End’ el próximo 12 de Noviembre, en el Foro Sol de la Ciudad de México. Los boletos siguen a la venta a través de Ticketmaster.

 

sabbath