92

Domingo y Día del Padre. Mientras muchos progenitores festejan en sus casas o en algún restaurante, pero los papás de vena metalera (y los hijos que les valió estar con sus “viejos”) se dan cita en el Foro Cosa Nostra de la Ciudad de México para recibir a 2 enormes bandas: Oceano y Slaughter to Prevail.

La jornada dominical empezó desde temprano con un desfile de talento local integrado por Bring the Pain, XII XIII, Kaizan y The Horror Between Us, y ya para la actuación de All Misery y Drop the Silence, dos de las bandas de deathcore mas consolidadas de la escena el aforo y la respuesta eran tales que ni parecía domingo y menos día festivo: el evento fue un éxito en cuanto a convocatoria se trató.

La cerveza se entibia en la mano a los 2 minutos de pedirla por la temperatura mientras esperamos a Slaughter to Prevail, quienes con sus terroríficas mascaras demoníacas toman el escenario de manera aplastante y con temas como “As the cultures circle”King” y “Beast” entre otros, desatan el slam en la pista y ponen a los amantes del hardcore a tirar golpes con mucha intensidad. Su vocalista Alex Terrible es el consentido de la gente quien no deja de festejar y vitorear al tatuadísimo cantante, y en lo que fue para muchos una presentación muy corta por parte de los rusos temas como “Hell” y “Death” dan final al performance de los rusos que para ese entonces, ya despojados de sus mascaras se toman la foto final con el público como fondo.

Siendo un venue ya consolidado en la escena metalera en los últimos tiempos, es innegable que el Cosa Nostra debe de pensar seriamente en instalar un sistema de ventilación mucho más eficiente, pues el calor que se sentía solamente al entrar al lugar es insportable.

Oceano, subió al escenario y  y guturales con temas como “The taken”, “Dead planet” y “Severed appendages”, que vuelven a sacar esa agresividad y violencia en el baile característica del género. Su sonido sube y baja como las olas de un maremoto en sonidos veloces y llenos de aporreo en las baterías, para después ponerse pesado y denso con melodías de bajeo profundo y pausado.

“Quiero verlos en un circle pit gigante, demuestrenme que tienen” pide al micrófono el descomunal cantante Adam Warren que mas que cantante – y único miembro inicial- parece un luchador estilo WWE con bolas por todo el brazo, y para sentenciar su pedimento vuelve a agitar la marea con esperadas canciones como “Weaponized”, “District of misery” y “Nephilim”. La gente suda como esponja mojada en la pista pero el deathcore de los originarios de Illinois es refrescante e inyecta adrenalina, y saltando sin parar la fanaticada disfruta de mas y mas temas como “The worls engine”, “The great tribulation” y “Lucid reallity”.

Para terminar la noche -muy temprano, lo suficiente para que la gente alcance transporte publico lo cual no siempre es sencillo los días domingo- Oceano esta listo para dar el ultimo golpe con un tsunami final compuesto por “Dawn of descent”, y la destrucción total con “Samael the destroyer” que cierra la brutal presentación de los norteamericanos quienes al final todavía salen a tomarse fotos con los fans.

Una noche inolvidable y que a pesar de parecer tener todo en contra por la fecha al final fue un éxito rotundo.

 


 

GRAN DEMOSTRACIÓN
EN RESUMEN:
Un tsunami de deathcore fue lo que se vivió en el Cosa Nostra de la Ciudad de México junto a Oceano y Slaughter To Prevail. Una noche inolvidable y que a pesar de parecer tener todo en contra por la fecha al final fue un éxito rotundo.
POSITIVO
Las bandas se entregaron con todo y a pesar de no ser un día "propicio", todo salió excelente.
NEGATIVO
¡El Cosa Nostra es sofocante!
92