8.5

Oceano es sin duda un referente dentro de la escena deathcore con sus potentes vocales aunadas a un sonido por demás exquisito para los amantes del género. Liderados por Adam Warren quien es toda una bestia los norteamericanos tienen en “Revelation“, su mas reciente entrega y primera lanzada con Sumerian Records.

Conceptualmente el álbum es profundo y tiene una historia que contar. El guión habla de una entidad que viaja en el tiempo y en su paso se encuentra con el planeta Tierra. Horrorizado  descubre el terrible efecto que la raza humana está teniendo en él. De hecho, cada canción es un recuerdo de un ser separado mientras viaja por un portal de líneas de tiempo alternativas: una revelación observada es descrita en cada track. El otro gran componente de esta historia de ciencia ficción son “Los Ascendentes”, una forma de vida ancestral que ha estado viendo crecer a la sociedad tratando de influenciarla levemente, pero concediendo a los humanos el libre albedrío la mayor parte del tiempo. La historia es contada desde un enfoque fatalista donde el ser humano aparece como un parásito exponencial que edifica a diario la destrucción de su planeta y condenara a su especie a la extinción si no recapacita.

Musicalmente el disco es contrario a la complejidad de la historia detrás, sencillo de digerir. Con tan solo 30 minutos de duración lo que nos encontramos es un sonido bien característico del deathcore con poderosos breakdowns asomándose entre cada arranque de velocidad. La gran mayoría tiene entradas oscuras como “Dark Prophecy” con su advertencia de la inevitable extinción de la que el humano es consciente, pero tendrá que decidir si cambia o deja culminarse.  Con temas como “Lucid Encarnation” que son una patada a la quijada con el sonido 100% deatchore, o temas más oscuros como “Path to extinction” y “The Great Tribulation”, el álbum va poco a poco llevándonos de la mano con su mensaje.

“Illusion Unravel” y “Majestic 12” mantienen la esencia del disco con esos cambios de ritmo que hacen retumbar el suelo, y la voz bruta e inmisericorde de Warren; que hay que decirlo a veces enmascara un poco la instrumentalización de las canciones: sabemos que en el deathcore las gargantas deben dejar sentir su furia pero muchas veces Oceano peca de no dejar también las cuerdas y bombos roben protagonismo. “Final From” es un interludio instrumental que da paso a la última parte del disco donde nos encontramos con “The Event” y el momento en el que el mundo arderá porque su hora ha llegado. “Human Harvest” es la continuación a este cataclísmico evento y plantea al hombre como una entidad extrasensorial dispuesta -o no- a aceptar su error en el pasado y formularse el dilema de una existencia renovada.  Vamos terminando el disco y descubrimos que Oceano sigue apostando por darle una gran presencia al uso de sintetizadores, tal como lo viene haciendo desde tiempos recientes. Con “Revelation”, que es el único tema que alcanza los 4 minutos de duración; se da por cerrado el viaje interdimensonal.

En resumen, Revelation es un verdadero agasajo si buscas una media hora de vocales aplastantes, cambios de sonido que no te dan respiro y una batería que te abrirá un hueco en el cráneo por su taladrar. No es un trabajo experimental ni busca la trascendencia de la innovación, es simple y sencillamente un platillo de deathcore listo para ser engullido.

Oceano regresa a nuestro país este 08 de octubre al Lunario del Auditorio Nacional para regalarnos lo mejor de este  y sus trabajos posteriores, en una noche que los fans del género no se podrán perder.

Deathcore puro e interdimensional
Oceano nos regala un disco simple pero poderoso con mucha conciencia y poca experimentación. Ideal para quien quiere algo sencillo pero lleno de energía.
8.5