Al parecer, los problemas no terminan para KISS, la legendaria banda Glam de Nueva York. Como en su oportunidad reportó Summa Inferno, recientemente la agrupación decidió cancelar su presentación en la próxima ceremonia de inducción al Salón de la Fama del Rock and Roll, por problemas con sus ex-miembros Peter Criss y Ace Frehley. Y ahora, un nuevo escándalo arroja otra sombra sobre este honor largamente esperado. Esta vez se trata de una demanda por regalías, derechos de autor y de imagen, supuestamente presentada por la familia de Eric Carr, quien fuese baterista de la banda desde 1980 hasta 1991, año en el que perdió la vida víctima de una rara variedad de cáncer en el corazón.

Sin embargo, los miembros de la familia del finado Carr han desmentido su participación en este procedimiento legal, a través de Mark Abattista, su abogado, quien declaró que la demanda “fue registrada por un tercero, sin el conocimiento, consentimiento o autorización de la familia Carr”. 

“Es imperativo tratar este asunto públicamente, aclarar las cosas y dejar a los fans saber que estamos unidos en nuestra respuesta para preservar y proteger el honorable y amado legado de Eric Carr y mantener su memoria en una luz positiva”, añadió Abattista. 

Al respecto, Paul Stanley, uno de los vocalistas y líderes de KISS, comentó vía twitter que “manejarán este intento de estafa de manera adecuada”. 

Clipboard01

Eric Carr, también conocido como el Zorro, se unió a KISS tras la salida del ya mencionado Peter Criss y hasta la fecha es considerado por muchos como el más grande baterista que ha tenido la banda, mejor incluso, que el propio Gato.