Han pasado 8 años desde el lanzamiento de LIFAD, el más reciente álbum de la incendiaria banda alemana Rammstein. En la víspera de la presentación en formatos físicos de ‘Paris‘, su más reciente película filmada en vivo, los guitarristas Paul Landers y Richard Kruspe hablaron sobre su séptimo disco y dan un poco de luz a la incertidumbre. 
 
“[La grabación del nuevo álbum] empezó de forma muy casual, sin presiones” dice Kruspe, “Por la mañana, hablábamos durante dos horas. Conectábamos un micrófono  y hablábamos de lo que nos venia a la mente.

Tenemos un gran ánimo. No me habia sentido desde la creación de nuestro primer disco (‘Herzeleid’, 1995′).

Durante el tiempo que hemos pasado sin un nuevo álbum, cada miembro de la banda pasó por muchas cosas: familias, niños, rompimientos, todo lo que tuvieron que lidiar con la vida. Creo que todos nos hicimos un poco más sabios, un poco más… un poco más conscientes de lo que es importante. Por supuesto todavía hay egos, pero el trato es más respetuoso. Si algo está en nuestra mente, lo hablamos inmediatamente, en lugar de esperar hasta que estemos de mal humor.”

El otro guitarrista de la banda, Paul Landers también habló sobre la creación del sucesor de Liebe Ist Für Alle Da

“Cada álbum fue creado bajo diferentes condiciones. Esta vez, tenemos la misma sensación que teníamos en el primer álbum, donde todos nos reunimos y todos aportan sus ideas a las canciones. 

Todos hemos sido amigos durante mucho tiempo. Nos conocemos, conocemos a las familias de los otros, y todos nos reunimos en Navidad o fiestas de cumpleaños. Tenemos una relación muy especial. Es el mismo tipo de sentimiento cuando ves a tu familia en Navidad – la familia que te cae bien [risas].”

Sobre la energía que rodeará a las canciones que están creando, Kruspe agregó. “Hay muchos tipos de energía en la música. Hay energía cruda, hay energía joven y obviamente ya no tenemos eso. Somos viejos, muy viejos. Será más… emotivo. Debo decir que hay energías interesantes y misteriosas en las canciones nuevas. Cuando tenía 20 años, podía quedarme en una sala de ensayo durante ocho horas y tocar un riff. Ya no puedo hacer eso, pues me aburre de verdad. Lo importante en una canción es que sea pegajosa, tenga armonía que sobreviva a la grabación y pueda ser tocada en vivo.

Para ser honesto, por mucho tiempo Rammstein ha sido esa banda en la que todos primero piensan en el show, en el fuego, pero nadie piensa en la música. Espero que con este nuevo disco, eso cambie”

Y aunque la banda ha estado trabajando por un tiempo en el nuevo álbum, no prometen una fecha de lanzamiento. “Realmente depende de nuestro cantante Till, que pueda terminar las misteriosas ideas que tenemos”, dice Kruspe. “En este momento tenemos 30 ideas, algunas con letras, y otras no. Estamos trabajando en la voz, y luego podríamos considerar trabajar con un nuevo productor. Hay muchas dudas que aún no hemos respondido”.

“Nuestra meta ahora es escribir canciones realmente buenas, e incluso probar métodos inusuales, nuevas ideas, y cambiar el camino que uno normalmente sigue”, agrega Paul. “Puede ser que cuando tú abuela escuche el álbum, pensará que es igual que los otros. Pero para nosotros, realmente queremos que sea otro hit. 

Realmente estamos enfocados más en la calidad que en la cantidad, y queremos estar seguros que será algún bueno. Pero no tomaremos otro año de vacaciones, eso sí”.