Tras un año de estar de gira con los veteranos alemanes Scorpions, el ex-baterista de Motörhead, Mikkey Dee ha dejado tan buen sabor de boca que la banda ha decidido que se quede de forma permanente. Así lo anunciaron en sus redes oficiales:

“Después de los exitosos shows en Estados Unidos, Europa y Asia, estamos seguros de haber encontrado un maravilloso baterista en Mikkey Dee. Trajo una energía fresca a la banda y esperamos los emocionantes momentos que nos quedan juntos.”

La banda también anunció la salida permanente del baterista James Kottak