90

Después de más de un lustro sin regresar a nuestro país, el foro Alicia recibió de nuevo la visita de Mest, la banda de happy punk que en sus años de gloria se codeara al tu por tu con titanes del género del tamaño de Blink 182 o Sum 41 colgando hits en los tops de cadenas como MTV.

Un  desfilar de propuestas nacionales comenzaron con la presentación, el momento esperado llegó y los originarios de Chicago tomaron el escenario con “Opinions”, y todo es gritos y entrega por parte del público. La descarga de punk pop no se frena y la gente brinca como si tuviese quince años menos en las piernas al ritmo de “Lost, Broken, Confuse” y “Hotel Room”.

“¡Saludos México! ¿Quien estuvo con nosotros aquí mismo hace 5 o 6 años? ¿Quienes nos ven por primera vez?” pregunta al micrófono Tony Lovato y su inconfundible cabello rubio oxigenado y parado antes de ejecutar “Long Days, Long Nights” y “2000 miles”; el himno de los corazones rotos por alguien que está lejos y no es ni para enviar una llamada. “Paradise” es otro gran clásico que es coreado hasta la histeria por la gente en el foro, y más cuando la banda tiene ocurrencias como el quedarse petrificados cual maniquíes cortando la canción, para luego retomarla con fuerza. Y luego Tony hace que la gente haga a capela el coro característico de “Until I Meet You”. Mest interactua con la gente y la invita a comprar el mas reciente álbum de la agrupación antes de seguir la fiesta con “Fuct Up Kid”; y regalarnos luego un momento más calmado con “Burning Bridges”.

El otro miembro activo de la familia Lovato en la banda, Matt, pone a mover los dedos en el bajo de manera acelerada con “Mother’s Prayer” y “Keeps Me Moving One”. En este momento Tony pide al público un favor especial: mientras graba con su teléfono le pide ala gente le cante el “Happy Bithday” a una amiga de él llamada Chelsea que cumple años. La gente se vuelve cómplice del festejo y obedece en una sola voz. Como recompensa Tony dice que cantará una canción inédita que compuso camino a México; pero todo resulta ser un chascarrillo con un tema improvisado sobre Richie (El baterista) y su borrachera en nuestro país. El slam que reinaba en los anteriores temas se frena un poco al sonar “Jaded (These Days)”, aquel gran hit que la banda grabara a dueto con Benji Madden de Good Charlotte; pero no tarda en reactivarse con “Return To Self-Loathing” y “Rooftops”.

La banda está por despedirse, pero no se ira sin invitarnos a tomar el volante, meter las llaves, y pisar el acelerador al fondo al ritmo de “Cadillac”, aquel gran éxito que hiciera suyos los charts de las principales cadenas de videos a principios del nuevo milenio. Lo mismo treintañeros de los que mucha gente llama “chavorucos”, como algunos mas jovenes empapados por el legado de los grandes exponentes del happy punk, disfrutan esta canción con toda la energía posible. “Estaremos felices de tomarnos la foto, firmarles algo o platicar con ustedes en un rato más en nuestro stand de mercancia oficial. ¡Muchas gracias por venir!” se despide Mest dejando en claro que la generación dorada del happy punk —a pesar del paso de los años— todavía tiene mucha energía para dar.

¡Viejos los cerros!
Mest es la prueba de que aun existe una generación que no olvida al happy punk y que siempre está dispuesta a revivir las viejas glorias de MTV.
90