Después de días de discusión, el congreso guatemalteco aprobó con 87 votos a favor y 13 en contra, que los conciertos de la banda sueca Marduk, que se llevarían a cabo en el mes de octubre en el país centroamericano, fueran cancelados por considerarlos “satánicos” e “inmorales”. Además, se giró instrucciones al Instituto de Migración de Guatemala a que prohíba incluso la entrada al país a los miembros de la agrupación.

 

 

Esta decisión no estuvo libre de polémica de parte de muchos sectores de la población guatemalteca, que la calificaron de “retrograda”. “Si vamos a prohibir esa música empecemos por el reguetón, por las canciones de los narcocorridos… El reguetón hablando mal de las mujeres con mensajes misóginos, que los hombres pueden tener las mujeres que les dé la gana. Y cuando hablamos de los narcocorridos, que éstos ayudan al pueblo”, dijo la diputada Eva Monte Bac.

Incluso un sacerdote, Sergio Godoy criticó el veto, llamándolo “hipócrita”. “Cualquier cosa es un distractor muy útil, incluso nuestra doble moral. Más satánicas que Marduk son las intenciones de fondo de los diputados corruptos que quieren pasar leyes a su favor; más satánico es un sistema de salud que mata silenciosamente; más satánico es este sistema excluyente e injusto; satánica es la tozudez y la estulticia de los beatos de incienso y procesión que se escandalizan por un “grupo de música satánica”, pero no les escandaliza el hambre y la miseria de su pueblo y el descaro y prepotencia de los gobernantes: eso sí es satánico.”

Marduk sí se presentará en México como parte de la promoción de su más reciente álbum, ‘Viktoria’, los díás 13 y 14 de octubre en Monterrey y la ciudad de México respectivamente.