Hace algunos días, Motörhead tuvo que suspender un show en Salt Lake City, aludiendo a que la altitud del lugar había impedido al cantante Lemmy Kilmister continuar. Tras esto, la veterana banda también canceló un concierto en Denver, pues la altitud de la ciudad es aún mayor.

Anoche, Motörhead tuvo que cortar de nuevo el show tras solamente interpretar 3 temas [‘We Are Motörhead’, ‘Damage Case’ y ‘Stay Clean’]. Cuando la banda estaba a la mitad de ‘Metropolis’ la banda paró de tocar y Kilmister le dijo a la audiencia “No puedo hacerlo”, para salir del escenario y regresar unos minutos después, apoyado en un bastón y visiblemente fatigado para disculparse con sus fans, : “Ustedes son una de las mejores audiencias en Estados Unidos y nos encantaría tocar para ustedes, pero no puedo… Así que por favor, acepten mis disculpas. Será la próxima, ¿está bien?”. Un sonoro “Te amamos, Lemmy” fue su respuesta.

Lemmy, quien cumplió 69 años de edad el pasado lleva lidiando con diversos problemas de salud desde hace varios años, obligandolo a suspender y cancelar conciertos, incluyendo una gira por Europa y su participación en el Wacken Open Air del 2013, donde tuvo que ser llevado al hospital. “He tenido una buena vida” dijo en una entrevista, “Pero se que moriré en gira de una forma u otra. No le tengo miedo a la muerte.”

El más reciente álbum de Motörhead, ‘Bad Magic’ se estrenó el pasado viernes.