Nadezhda Tolokónnikova y María Aliójina, las integrantes del grupo ruso de Punk, Pussy Riot fueron liberadas tras dos años tras las rejas, gracias a la amnistia que entró en vigor la semana pasada.

“María Aliójina está en libertad. Todos los documentos han sido formalizados y firmados”, dijo a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti Piotr Zaikin, abogado de la agrupación.

El grupo fue acusado de “vandalismo” e “incitación al odio religioso”, tras cantar una oración contra Vladimir Putin.