Oomph! es una banda habitual dentro de mis playlist desde hace muchos años, así que tener la oportunidad de entrevistarlos -por segunda ocasión- es algo especial. Conocidos por ser los padres fundadores del movimiento conocido como Neue Deutsche Härte [o simplemente NDH] donde se mueven bandas como los incendiarios Rammstein, Eisbrecher, Megaherz, Stahlmann, Unheilig, entre muchas más, la banda constituida por Dero Goi, Robert Flux y Andreas Crap intenta renovarse nuevamente con el lanzamiento de ‘XXV’, su nuevo álbum de estudio, con el cual también celebran un cuarto de siglo de existencia.

Nuevamente, tengo el placer de charlar con Dero, quien con su particular estilo me platica sus opiniones sobre la actual crisis Europea, el deseo de la banda de por fin alcanzar América -y México por supuesto-, además del proceso por el cual pasan para reunir la inspiración necesaria para crear un nuevo disco.

 

Más de 25 años de Oomph! Se dice fácil, pero no lo es. ¿Cómo te sientes al pensar en todo el tiempo y las cosas que han pasado a lo largo de todo este tiempo?

Estoy muy orgulloso de que sigamos existiendo como banda y más con la alineación original, después de todo este tiempo, incluyendo los altibajos. La vida es una montaña rusa y nosotros nos seguimos divirtiendo en ella. Es muy bueno ver en retrospectiva y darte del constante cambio que tu trabajo ha sufrido. Siempre hemos tenido personalidades propensas -y dispuestas- al cambio y nos gusta explorar dimensiones nuevas dentro de nuestra vida privada. Necesitas tener agallas para reflejar esos cambios en tu carrera musical. A mis ojos, hay muchísimas bandas que se autoplagian, se repiten a si mismas una y otra vez por simples razones comerciales. De hecho, esas bandas empiezan a mentir solo para satisfacer a sus fans, a la prensa o lo que sea. Es su forma de conseguir grandes ventas, pues saben que la gran mayoría de sus fans son muy conservadores, ¡parecen ingleses y su hora del té! En Oomph! nunca nos preocupamos sobre lo que los fans o los medios puedan pensar de nuestro nuevo disco o si les va a gustar o lo odiarán. Seguimos haciendo la música para nosotros mismos y seguimos tomando el riesgo de perder seguidores por nuestro deseo de evolucionar y nuestra habilidad para sorprender de disco en disco. Eso es lo que nos mantiene frescos y libres pensadores como artistas.

11701013_933257056735071_6252189078162506307_nLa relación entre los miembros permanentes de la bandas, ¿sigue tan bien como al principio? Han pasado -casi- 3 décadas…

Pues mira, esto es como un matrimonio… ¡pero sin sexo! [risas] Con el paso de los años, nos hemos vuelto más relajados y conocemos los puntos fuertes y los puntos débiles de cada uno; así que tratamos de enfocarnos en el lado positivo de nosotros. Por ahora, hay muchas más cosas que nos mantienen juntos que aquellas que nos separan.

Al inicio de su carrera como banda, solían experimentar con sonidos EBM, ¿siguen gustando de la escena? 

Cuando fundamos la banda, estabamos impresionados por el sonido electrónico de bandas como D.A.F. y Kraftwerk; pero por otro lado también amabamos el poder del HardRock y el Metal de bandas como Motörhead y AC/DC. En ese entonces, estos dos mundos estaban totalmente separados: Los que estaban en la onda del metal y el rock, odiaban a los sujetos que hacían música electrónica y viceversa, todos los que hacían electro odiaban cualquier cosa relacionada con guitarras y cabello largo. Nosotros creíamos que eso era bastante vergonzoso y patético. Nosotros queríamos mezclar ambos mundos, y por eso estamos felices y orgullosos de que nos llamen “los inventores del Neue Deutsche Härte”. Todas esas bandas como Rammstein, Unheilig, Eisbrecher o Megaherz han estado influenciadas por nosotros.

‘XXV’ -su nuevo disco- representa para ustedes toda una serie de cambios. Nueva disquera, nuevo equipo de management, nuestro productor [Simon Michael de Subway to Sally]. ¿Hacia dónde quieren llevar la banda ahora?

El objetivo es en un principio, mantener nuestro proceso de composición, producción y mezcla lo más fresco posible. Como te decía, no queremos repetirnos o producir música que sea fácilmente anticipable. Te explico más o menos, nosotros hacemos nuestros discos en tres fases distintas: Primero, cada uno de nosotros comienza a escribir de forma individual y componer pequeñas partes en nuestros estudios personales en nuestras casas y después nos reunimos para ir viendo ideas. En segundo lugar, nos vamos los tres y componemos en conjunto. Como última fase, invitamos algunos músicos amigos nuestros para una “sesión abierta”. Esta vez les tocó a Bodenski y a Simon Michael de Subway to Sally, a quienes hemos conocido por los últimos 20 años. Fue genial ver como dio resultados prácticamente de inmediato.

¿Cómo han reaccionado los fans de la banda ante este nuevo disco?

¡Hasta el momento han sido abrumadoras! Estamos muy felices por el hecho de que a nuestros fans les haya gustado el disco. Tú nunca sabes como van a reaccionar las personas cuando lanzas un nuevo disco, pero afortunadamente, esta vez la reacción ha sido genial.

Como has mencionado muchas veces, Oomph! es una banda que gusta de la diversidad. ¿Cómo mantener la inspiración?

Yo creo que eso pasa por puro instinto. Somos personas muy curiosas, que vamos caminando por la vida con los ojos bien abiertos. Este mundo siempre te da cosas nuevas con las que inspirarte.

A diferencia de tus primeros discos, ‘XXV’ no contiene ningún tema en inglés…

Si. Incluso desde hace mucho lo dejamos de hacer. ‘Monster’, ‘GlaubeLiebeTod’ y ‘Wahnsinn Fette Beute’ tampoco tienen ninguna -canción en inglés-. Me he dado cuenta a lo largo de los años, que puedo expresarme mucho más intensamente en mi lengua materna.

Cuando ves hacia atrás, ¿te sientes pleno con lo alcanzado a lo largo de estos 26 años de carrera con Oomph o te arrepientes de algo?

No. Me siento plenamente satisfecho con lo que hemos hecho, con todo lo que nos hemos desarrollado. No habría algo más deprimente que voltear y darme cuenta que todos nuestros discos suenan exactamente igual. La música solo debe ser un placer de un momento y no puede ser entendida sin el conocimiento previo de un contexto tanto -obviamente- musical, histórico y político.

¿Oomph! tiene fecha de caducidad como banda?

Pues, verás… como Albert Einstein dijo, “No hay nada eterno, excepto el universo y la estupidez humana y no estoy seguro de lo primero” [risas]

tumblr_lym7cmbiti1qdgz0to1_400Siendo una banda que se ha limitado al mercado europeo, ¿es para ustedes una meta llegar y conquistar el mercado americano?

Es importante para nosotros en el sentido, de que nos permite sobrevivir y seguir con nuestra música. Sobre todo ahora que se vuelve más y más difícil conseguir dinero en esta hermosa profesión y tener una vida decente. No necesitamos volvernos millonarios siendo músicos, pero nos sentimos felices por entrar a cualquier mercado que pueda ser explorado. Nuestra música es nuestro lenguaje y no tenemos fronteras, pero es muy difícil entrar al mercado americano pues tienes que dar muchos conciertos a lo largo de mucho tiempo. Todos tenemos familias y amigos, así que es peligroso perder todo tu entorno social si te vas de gira por todo un año a Estados Unidos. Quisiera hacer algunos shows en clubes de New York, San Francisco, Los Angeles, Detroit, Austin y eso. Tal vez unos 10 0 12 conciertos… pero por lo pronto, me conformo de que nuestro disco por fin esté disponible para descarga legal en iTunes.

Hablando de eso, sé que tienen varias ofertas para venir a México, ¿ahora si o qué?

[Risas] ¡Nos gustaría muchísimo tocar en México! Te aseguro que estamos trabajando duro para que sea realidad lo antes posible…


¿Qué opinión previa tienes de nuestro país?

Amo su comida, su clima, a la gente amable, sus hermosas playas…

Bueno. Y pasando a temas menos amables, Europa -y el mundo en general- no están pasando su mejor momento, con el asunto de la crisis en Grecia y demás. ¿Qué tanto le ha pegado a Alemania?

Pues… Alemania es el país europeo que más se beneficia de los productos de la crisis misma, así que supongo que es justo que paguemos la mayor parte de las reparaciones en lo defectos del sistema.

¿Les ha pegado a ustedes y a la industria musical?

Claro. Hay países que han sufrido muchísimo, como la mísma Grecia, España, Portugal, la región del Báltico o Eslovenia. Por supuesto, en estos lugares se ha vuelto mucho más difícil vivir de la música, vender un disco o irte de gira. Primero te vas a gastar tu dinero en tener algo para comer, sobre todo si cada vez tienes menos y menos… La cultura se ha vuelto un objeto de lujo.

Tienes un proyecto alterno llamado What About Bill. ¿De qué se trata?

Bueno, amo el Jazz y el estilo Swing de los 30s, 40s y 50s y todo eso lo metí en un solo paquete en What About Bill?. Solo es una manera de satisfacer mi necesidad de hacer una especie de viaje a esos tiempos. Nunca he comprendido porque otros músicos tienen ese complejo de hacer proyectos alternos que terminan sonando igual que sus bandas principales. Esto tenía que ser distinto desde el momento que lo fundé con mi amigo Chris Wolff. Además es totalmente autofinanciado y sin ataduras a ninguna disquera.

Bueno, Dero, para finalizar manda un mensaje a tus fans en México.

¡Muchas gracias a todos por su fe, su apoyo y sobre todo, por su paciencia. Esperen, iremos con ustedes un día de estos [guiño]

 

Escucha el nuevo álbum de Oomph, ‘XXV’, a través de Apple Music: https://itun.es/mx/Y6Vr9

 

xxv