La gigantesca bocota de Gene Simmons, de la legendaria agrupación Neoyorquina KISS, sigue metiéndolo en problemas. Después de la reciente guerra de declaraciones que sostuvo con los miembros del legendario grupo de rap NWA, sus comentaros al respecto de la muerte de Prince han causado fricción entre él y el co-fundador de la banda, Paul Stanley.

El de la larga lengua habría declarado al semanario Newsweek que “Qué patético que Prince se haya matado sólo. No te engañes, él se mató sólo. Lentamente, sí; pero eso es lo que hacen las drogas y el alcohol. Una muerte lenta”. Ante esta monumental falta de respeto y las inmediatas reacciones de ira de la fanaticada de Prince e incluso de los fans del propio KISS, Paul Stanley tuvo que salir al quite, tuiteando: “Estoy avergonzado por las frías y sin sentido declaraciones -de Simmons- relacionadas con la muerte de Prince.”

Sin tener todos los hechos es mejor no decir nada. “Mis disculpas”. El mismo Simmons también habría emitido una disculpa pública posterior… aunque forzada, como ya es costumbre… y nadie se la cree. Desde la redacción de Summa Inferno sugerimos al management de la banda que le pongan un bozal a Simmons y sólo se lo quiten media hora antes de tocar.