La mayoría de las bandas ven en las descargas ilegales una amenaza para sus finanzas, pero Iron Maiden ha encontrado la forma de transformarlas en dinero contante y sonante en sus bolsillos.

De acuerdo a varios estudios, las personas que hacen descargas ilegales son mas propensos a gastar una cantidad mayor de dinero en productos oficiales, ya sean discos, mercancía oficial y boletos para conciertos.

A través de la empresa Musicmetric, la banda ha analizado los datos provenientes de las descargas piratas a nivel mundial. “Si entiendes como funciona la dinámica, puedes maximizar el valor de tu fanbase.” dice Gregory Mead, CEO de Musicmetric. “Los artistas pueden decir ‘Estoy siendo pirateado, hagamos algo ahi‘ o ‘Somos populares aqui, hagamos un concierto‘”

Por ejemplo, a través de Musicmetric, la banda se dio cuenta que el pais donde más descargas ilegales se hacian de su música, era Brasil, y convirtieron esto en una estrategia de marketing, planeando una gira masiva por Sudamérica en 2013. ¿El resultado? Un montón de dinero.