GUTTER DEMONS: Psycobilly endemoniado en la Ciudad de México
90%Nota Final
AUDIO80%
VENUE100%
PRODUCCIÓN90%
Puntuación de los lectores 4 Votos
77%

Desde las profundidades de las entrañas de la tierra el Gato Calavera se lleno de olor a azufre y psychobilly para recibir por primera vez en México a los canadienses Gutter Demons, quienes nos regalaron una noche con lo mejor del género.

Los Pardos, Atomic Psychos y desde Tijuana los Intrepid Mutants van sazonando la velada poniendo a bailar a los pocos presentes al momento. Debo admitir que por algún momento pensé que lo que debiera de ser una sucursal del averno se vería empañada por la baja asistencia, pero los demonios son entes de ser nocturna: Para cuando los de Baja California están terminando su actuación ya la audiencia esta mucho más nutrida y previo al arranque de los demonios hay ya un aforo bueno para poner el caldero a arder.

Gutter Demons está en el escenario y todos chiflan y aplauden ante el imponente contrabajo de  Gutter Flipper, cuyas cuerdas hechas de los bigotes de Satán mismo  interpretan los acordes de temas como “Psychorama” y “Run Away Loco”, que ponen –valga la redundancia- loca y desenfrenada la velada, mientras la rasposa voz de TöxiK que embona perfecto con su veloz guitarra invita a que los entes infernales en los que se han convertido los asistentes a tirar golpes al rostro y bailar de forma extraña como poseídos por el psycho de “Follow” y “Pauvre Martin” entre otras canciones más.

Rayando ya la 1 AM, con el gato calavera con las emociones hirviendo y con fans que vinieron incluso desde EU solo para este show, los canadienses de cabello engomado y levantado despiden la noche poniendo los ánimos a las brasas con temas como “Room 209” y cerrando con la poderosa y acelerada “Guilty” en la que los demonios exhalan su último aliento sulfuroso antes de retirarse. Una noche inolvidable de psychobilly que quienes asistieron jamás olvidaran.