Imagina en pleno siglo XX una taberna llena de descendientes de los inmigrantes irlandeses que huyeron de la gran hambruna de 1845, en el pleno corazón de California: con el amueblado de madera recia, los sonidos de los tarros llenos de cerveza de raíz chocando unos con otros; y toda la parafernalia celta de tréboles y símbolos característicos de esta cultura enmarcando a barbones pelirrojos, ebrios y entusiastas. Es ahí, particularmente en la taberna ‘Molly Malone’s’, donde un grupo de individuos se juntarían a tocar como variedad del establecimiento sin imaginar que se convertirían en un verdadero icono y leyenda de la industria musical. Estamos hablando por supuesto de Flogging Molly.

Por ahí de 1993, la banda cohesiona y empieza a tocar un rock fuertemente influenciado por los sonidos característicos de la idiosincrasia irlandesa. La banda tiene en Dave King a su viejo ‘San Patricio’ de mil batallas. El cantante nació con un trébol de 4 hojas en el bolsillo para la industria musical, ya que puede presumir que desde mediados de los 80’s fue el cantante de la banda de heavy metal Fastway, compartiendo alineación ni más ni menos que con Eddie ‘Fast’ Clark (Motörhead) en la guitarra y con Pete Way (UFO) en el bajo.

La agrupación se vuelve la variedad de cada lunes en la taberna, y con la suerte de su lado, llaman la atención del dueño de la disquera SideOneDummy Records, quien llegó a tomar un trago justo en medio de su presentación. Maravillado decide firmarlos y es en la taberna misma donde graban su primer disco ‘Alive Behind the Green Door’, 1997.  Raro sin duda, es que una banda tenga como disco debut un disco en vivo, pero esta es solo una de las muchas curiosidades que tiene Flogging Molly para ofrecer. El nombre de la banda es un homenaje y agradecimiento al pub que les dio plataforma y los lanzó al estrellato.

‘Swagger’ (2000) es como tal el primer disco de estudio grabado por los Flogging y se convierte en un mar de halagos por su exquisita combinación de sonidos punk y Oi! aderezados con folk tradicional. ‘The Worst Day Since Yesterday’ se convierte en un tema conocido a nivel mundial por su exposición mediática tanto en la serie televisiva canadiense Stragate: Universe, como por ser la música de fondo de aquella legendaria pelea de bar en “Mr. and Ms. Smith”  de Brad Pitt y Angelina Jolie. Sin embargo, el verdadero éxito llegó con su disco ‘Drunken Lulabillies’ (2002), trabajo que reventó la escena con un impensado puesto 157 en los charts de Billboard. La canción homónima al disco se volvería todo un himno para los amantes del celtic punk.

En 2004 Flogging Molly lanzó ‘While a Mile of Home’. Un álbum catalogado como más maduro y pulido con una gran presencia de sonidos irlandeses con el uso de violas, chelos y cuernos sonoros. ‘Float’ (2008) logró más de 48,000 copias vendidas en su primera semana de lanzamiento. Un disco sin duda con una carga lírica mucho más política y musicalmente un poco mas alejado del sonido punk crudo. En 2011 la banda lanzó ‘Speed of Darkness’ el cual fue grabado en Echo Mountain, una vieja iglesia convertida en estudio.

El álbum lo produjo por Ryan Hewitt quien ha colaborado con gente del tamaño de Red Hot Chilli Peppers y sería lanzado por Borstal Beat Records.

Tras este último lanzamiento pasaría casi un lustro para que Flogging Molly volviera a dar señales de nuevo material. ‘The Hand of John L. Sullivan’, en memoria del famoso boxeador irlandés, sería el single que pondría a los celtas en el mapa musical de nuevo en marzo del 2016, para después en 2017 lanzar el que ahora es su último álbum ‘Good Memories’, el primero con Mike Alonso debutando en la batería. Este álbum los embarca en una gira donde pisan distintos países por primera vez incluido México, donde tendremos la fortuna de disfrutar de esta leyenda el 14 de octubre en el Lunario del Auditorio Nacional en la CDMX. Así que no olvides tu trébol y después de un buen trago, asiste a ver a esta gran banda que seguro, te hará recordarlos por siempre.