QUE BUEN ESCUPITAJO
¡Impecable noche de punk argentino en el Gato Calavera! Muchos más así.
82%Nota Final
PRODUCCIÓN75%
AUDIO85%
VENUE85%
Puntuación de los lectores 2 Votos
100%

Viernes con amenaza de lluvia en la capital de México es un buen día para disfrutar de una noche de punk directamente desde Argentina con la visita de Flema, una de las agrupaciones más destacadas y legendarias del género.
dibAntes de la actuación estelar de los originarios de Avellaneda, los motores van calentándose con la presentación de Not My Girl, un trio de punk femenil nacional con un sonido potente y veloz, así como directamente desde Argentina el rock stoner y pesado de Orquesta de Diablos con toda su parafernalia de maquillaje de malévolos chamucos salidos del infierno mismo y de Gaspar Om & Kilombanda con sus sonidos reggae poniendo una atmosfera más alivianada.

Casi al filo de las 11:30 y con una entrada muchísimo más nutrida que al principio del evento Flema hace su aparición y de inmediato la gente empieza a brincar mientras la banda toca temas como “Ahogado En Alcohol”, “Y Aun Yo te Recuerdo” y “Muerto Otra Vez”. La banda argentina vino en un modo muy complaciente pues la gente pedía a gritos “Hombre Vicioso”, y la tocan; piden “El sueño Americano” y también la tocan generando una locura en pista con uno de los temas más agresivos de la banda y claro, complacencia aparte “No Quiero Ir A La Guerra” con dedicatoria previa de desprecio hacia el “pelotudo” de Donald Trump.

flame1“Esta canción la dedicamos a todos los medios de comunicación masiva que les gusta manipular a la gente, como televisa por ejemplo” declara al micrófono Fernando Rossi antes de ejecutar “Es Otra Droga Más”, y el arsenal de canciones se desata con otros grandes temas como la clásica “Más Feliz Que La Mierda”, “El Linyera” y su trágica historia etílica, “Si Yo Soy Así” y “No Pasa Nada”; todo en un ambiente de slam y pogo intenso pero tranquilo, lejos de aquellos incidentes ocurridos con las barras de equipos de futbol de hace unos años.

“Como cada que tocamos este tema, hacemos una dedicatoria especial a Ricky y Santiago” anuncia Fernando en un momento emotivo del show, y hace los honores al compañero y hermano del vocalista con “Vahos Del Ayer”. La noche sigue avanzando y aunque muchas personas se van para alcanzar transporte publico nocturno (ya pasaban de las 12.30 am) los que se quedan corean y brincan al ritmo de canciones como “Cancer”, “La Sangre De Tu Hermana” y otras más.

El alcohol ya ha hecho algunos estragos en los músicos arriba del escenario y eso se nota, pero al fin y al cabo es una fiesta y como tal todos quieren divertirse, incluido un chusco joven delgado que viene con la banda el cual anuncia siempre la canción que sigue, pero siempre se equivoca. Aún y con esas cervezas y whiskies de más, los argentinos cierran su presentación de manera impecable con ese himno contra los represores representantes de la ley con “Nunca Seré Policía”.