La banda norteamericana Five Finger Death Punch ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con su disquera, Prospect Park y su manager Jeff Kwatinetz para dejar de lado sus diferencias y lanzar un nuevo álbum en la primera del 2018, así como un recopiltario en Diciembre de este año, el cual incluirá un par de temas nuevos. 

La disputa legal comenzó en Abril del 2016, cuando la disquera demandó a la banda en una corte de Los Ángeles, por supuestamente romper una cláusula de su contrato, la cual estipula que no podían entrar en el estudio de grabación al menos nueve meses después del lanzamiento de su último disco ‘Got Your Six’ de 2015. Prospect Park alegó que esto no era más que un intento de la banda por sacar más dinero antes de “la estrepitosa caída de uno de sus compañeros”, refiriéndose al cantante Ivan Moody, quien meses después tuvo que dejar la banda temporalmente por su problema con el abuso de sustancias. 

La banda estará de gira los próximos meses en Rusia y varias ciudades de Europa, Ya con Moody restablecido de su adiccion, por ahora.