No cabe duda que los estadounidenses cada día están más paranoicos. James Evans, un habitante de Greenville, Kentucky fue arrestado por ser una “amenaza terrorista” tras escribir un fragmente del tema ‘Class Dismissed (A Hate Primer)’ de Exodus en su cuenta de Facebook.

“Student bodies lying dead in the halls, a blood splattered treatise of hate. Class dismissed is my hypothesis, gun fire ends in debate.” [“Cadaveres de estudiantes yacen en los pasillos, un tratado de odio salpicado con sangre, una clase descartada es mi hipotesis, el arma de fuego termina en debate”] fue la frase que llevó al hombre de 31 años tras las rejas, por “amenazar con matar a los estudiantes o al personal de la escuela.”

Por suerte, Evans fue liberado el miercoles por la tarde, mientras que Exodus se limitó a decir que “no promueven o condonan actos terroristas, amenazas o bullying.  Dicho esto, la banda está un poco desconcertada por el hecho de que este hombre está acusado de lo que parece ser, algo contra de sus derechos de Primera Enmienda, su libertad de expresión”.