Este fin de semana se llevó a cabo el Wacken Open Air; afamado festival masivo de metal que tiene lugar en Alemania. Más de 70,000 personas se dieron cita para presenciar el más importante evento de rock y metal a nivel mundial.

Pero, la nota no la dio Judas Priest, Red Hot Chili Peppers ni Running wild, sino un par de viejitos… ¡Siii! ¡¡Un par de viejitos!!

Una anécdota bastante curiosa se suscitó en la edición 2018 de dicho festival. Se trata de dos personas mayores de edad, quienes viven en un asilo en la localidad Dithmarschen en Alemania, que escaparon de sus habitaciones para asistir al evento internacional.

Más tarde, en el interior de la residencia de ancianos, se percataron de la ausencia de los dos hombres, por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades para tratar de dar con el paradero de los aventureros adultos mayores.

Según la prensa local, fueron hallados entre los miles de asistentes del Wacken. La policía informó que se les encontró “desorientados y aturdidos”, pero eso sí: muy contentos y disfrutando el evento.

Al invitarlos a retirarse y dirigirse al recinto de ancianos, estos se negaron rotundamente pues querían seguir presenciando a las bandas que se presentan en el festival alemán.

Tras varios intentos, los viejitos metaleros accedieron a abandonar el lugar en un taxi que enviaron las autoridades del asilo para transportarlos de regreso. Además fueron escoltados por una patrulla de la policía.

Aunque no se sabe cómo escaparon del lugar donde tienen su estancia, este hecho quedó marcado como una anécdota peculiar. Con esto queda claro que la edad no es impedimento para ser un fanático de la buena música.

Al menos estos viejitos podrán morir tranquilos por haber cumplido el sueño de miles sino que de millones de fanáticos metaleros.