'Eonian' será un disco difícil de digerir para los fans más antiguos de Dimmu Borgir, que encontrarán una banda mucho más reflexiva y filosófica, dando solo ciertos rasgos de su sonido tradicional. Aún así, después de varias escuchas, notarás que es un excelente disco, lleno de matices y ambientaciones dignas de una agrupación como Dimmu Borgir.
9.5

Han pasado 24 largos años desde que la fortaleza oscura de una banda se hizo presente en la escena del black metal noruego de los noventas. Con energía, sapiencia y mucho talento, Dimmu Borgir supo abrirse paso entre la entonces voraz generación de black metal en Escandinavia. La ola musical absorbió a muchas bandas, no a Dimmu Borgir, que se supo colocar en el atril del black metal sinfónico.

Ese estilo único que pocos dominan como Dimmu Borgir es lo que lo hizo posicionarse como un emblema entre sus fanáticos. Abrahadabra vio la luz en 2010. Desde entonces la banda no publicó ningún material, aunque si realizaron diversas giras a nivel mundial hasta el año de 2014 que realizaron una serie de conciertos al lado de una orquesta sinfónica en vivo.

 

 

Una ilusión de tiempo de casi siete años de sequía oscura y, en 2018, para celebrar su 25 aniversario, presentan Eonian, un álbum que da a conocer una faceta desarrollada de aquel Abrahadabra. En esta ocasión llegan con un toque melódico muy marcado. Los elementos sinfónicos están más presentes, aunque en ocasiones ciertos pasajes recuerdan al glorioso In sorte diaboli, el ambiente que logran en sus melodías es interesante ya que logra establecer un particular vínculo con el oyente. El trabajo artístico de la portada corrió a cargo del diseñador Zbigniew Bielak.

Como parte de la promoción del disco lanzaron los sencillos “Interdimensional Summit” y “Council Of Wolves And Snakes “, mismos que cuentan con videoclip. “The unveiling” Abre el telón para mostrar la primer canción del repertorio.

Parece que el disco fuera una sola rola partida en diez. En realidad encontramos diversos elementos que hacen que el álbum se disfrute con el paso de cada track. El característico sonido de guitarra de la banda, que solo Galder y Silenoz son capaces de crear, se manifiesta a lo largo del disco; para ejemplo: “The empyrean Phoenix” y “Lightbringer”. La voz de Shagrath, el mejor factor en las melodías.

Por momentos se identifican rasgos del sonido propio de la vieja escuela del black metal, acompañado de un peculiar sonido de sintetizados que suele acompañar las piezas. Esto se puede escuchar en el track “Archaic correspondence”. El cierre corre a cargo de un tema instrumental bien logrado llamado “Rite of passage”. Un perfecto final para la obra que la banda ofrece a sus fans.

Claro está que lejos quedaron aquellas épocas de sus clásicos Enthrone Darkness Triumphant, Puritanical Euphoric Misanthropia e Insorte Diaboli pero la fortaleza oscura de la banda se transformó, y en Eonian encontramos un Dimmu Borgir más filosófico y racional.