Más de 6 meses después de la salida del baterista Joey Jordison, Corey Taylor ha roto el silencio y se ha decidido a hablar del tema en entrevista con la edición británica de Metal Hammer.

“No puedo hablar mucho del tema, porque precisamente ahora estamos con todo el tema legal para poder arreglar las cosas, pero es como cuando dos personas llegan a una intersección; una va para un lado mientras tú vas al otro. Y por más de que trates de seguir su camino o seguirlo a él, a final de cuentas lo mejor es elegir el camino que más se acomode a ti. Eso fue lo que pasó a grandes rasgos. Pero a final de cuentas, es una de las decisiones más dificiles que hayamos tenido que tomar.”

Y continuó: “Nosotros estamos muy felices en este momento y realmente espero que él lo esté también. Lo conozco desde 1991, antes de que estuvieramos juntos en una banda, es increiblemente talentoso; solo que está en un momento en su vida en la que nosotros no estamos… y todo fue en los mejores términos.”

Sobre los rumores que apuntaban a que Jordison fue expulsado por un problema con las drogas; “No puedo dar una gran explicación al respecto. Para mi, debe ser un signo de crecimiento. pues antes de mandar todo al demonio y soltar todo lo malo que yo creía que era, ahora simplemente es un ¿cómo explicarlo a los fans? Y esa es la parte más difícil, porque no importa la explicación que des, nunca los tendrás felices. Yo creo que hay fans ahí afuera que tienen sus propias teorías…

Para ser honesto, no he hablado con Joey en un rato. Así de distintos somos. Y no es que ya no lo quiera o no lo extrañe. Y duele; hablamos de él todo el tiempo, pero al mismo tiempo nos preguntamos, ¿lo extrañamos a él o a su viejo él? A eso se reduce todo. Y es una maldita lástima…”