¡Puro AfterPunk!
95%Nota Final
PRODUCCIÓN100%
AUDIO95%
VENUE90%
Puntuación de los lectores 2 Votos
100%

Los amantes del afterpunk llevaban tiempo esperando al último miembro de la santísima trinidad del género en España que faltaba por visitarnos (Eyaculación Postmortem y Los Carniceros del Norte completan la terna), y esto al final pudo cumplirse con la esperada de Kante Pinrélico a la Ciudad de México.

12935336_10154189978959171_608201490_nPoco antes de las 10 PM los acordes de “Al coño de mi vecina” anunciaron que Pepe Moya y sus compañeros subían al escenario y ponen a bailar a los pocos pero entusiastas amantes del afterpunk que se encuentran presentes. “El gorrón”, “Por los siglos” y “Traficante de momias”, para después escuchar la historia de la trágica muerte del encargado de aduanas que se cruzó en el camino de el “Ataúd Maldito” y la genial “Rock del cementerio”.

“Vamos a decir ahora el titulo de nuestras canciones primero en ingles y luego en español, esta por ejemplo en ingles se dice Jennifer, y en español…Jennifer también” bromea el cantante, para interpretar la canción de la mujer maldita. “Likantropia” es un himno a las historias de hombres lobo que pone a los presentes a bailar cual caninos a la luz de la luna llena, para continuar el set con temas como “Hal 9000”, “Ladrón de cadáveres” y “1095 días sin dormir”, para posteriormente entrar al vampirismo de “Colmillos largos”, seguida de la cómica “Perdidos y sin abrelatas”.

“Esta es la historia de un tipo que esta perdido, que no tiene Facebook ni nada parecido y no sabe en que época vive” introduce Pepe para arrancarse con “El último espía”, y luego interpretar canciones llenas de energía como “Aceite de huesos”, “La metamorfosis” y “El hombre eléctrico”, que por fin logran despertar en los asistentes el hambre de slam y adrenalina y el Alicia empieza a oler a verdadero afterpunk… y aquí queda la descripción.

Si ya la gente estaba entusiasmada, con “La puta de Sátan” el foro se vuelve un pandemónium de poseídos al ritmo de las cuerdas de Juan “Herr Professor”. El ambiente esta a tope y la noche sigue con “Corazón en tinieblas”, “Nunca salgo al exterior” y la “Poción de loncha”. “Si me faltas tú” y su sonido mas boogie boogie son uno de los momentos mas cómicos de la velada y todos los asistentes saben completar la frase con el ya conocido “Es como si me faltaran los huevos”.

A estas alturas ya van 22 canciones ejecutadas y quien diría que apenas van dos terceras partes del recital. “Que mal me peino”, la super esperada “Doctor Jekyll” y la tragedia del fallecimiento del “Pequeño jefe” no dan descanso alguno. Y si creen que Kante Pinrélico ya se agotó, están muy equivocados, pues “no puede con ellos ni la peste negra, les falta un pulmón y tienen gangrena”, como canta su himno “Soy de kartagena”. “Sangre que bien” y “Soy lesbiana” (Con Israel “Bam Bam” baterista de Garrobos haciendo palomazo) cierran la primera parte del show.

 

12910797_10154189985379171_793850760_n

 

“Ustedes son un publico de puta madre, ¿Quieren más, putos?” pregunta Pepe al micrófono, y al ver que la respuesta es positiva los españoles cierran la noche con una cuarteta de canciones las cuales fueron “El engendro”, “Las dos hermanas”, “El cenobita” y dando por terminada la noche de oscuridad con la veloz y poderosa “Encefalograma plano”.

Kante Pinrélico se despide complacido de haber dado todo con sus criaturas de la noche, y se retira a descansar seguramente a algún sótano oscuro y lleno de telarañas y extrañas criaturas que custodian los sarcófagos donde los músicos descansaran hasta la siguiente ceremonia de afterpunk.