100

Creo que los eventos de este género en nuestro país han evolucionado de forma tal que no les pide nada a los de países Europeos. Tal es el ejemplo con la magistral velada de la noche del pasado 16 de Septiembre en el Plaza Condesa gracias al esfuerzo de Eyescream Productions de dos grandes de la escena electro-underground: Aesthetic Perfection y Covenant.

En punto de las 8 de la noche, sin ningún tipo de retraso, se deja escucha “Open Wound”  para “derramar un poco de sangre” y empezar formalmente el acto con “Antibody”.  La presencia de Daniel Graves ataviado con una mezcla muy interesante entre  lo “chic” y lo industrial, hacen conceptualizar visualmente lo “Industrial Pop” término con que el mismo Graves define su estilo músical

A pesar que es considerado el “opening act” del estelar Covenant, los fans de Aesthetic Perfection se hacen notar y no es para menos ya que Graves es un gran showman, con una energía abrasadora que temas como “Inhuman”, “The Siren”,”Forever” el clásico de la agrupación de Daniel previa a Aesthetic perfection:  Necessary Response; hicieron vibrar todo el recinto de la condesa

Un aspecto interesante es como la música resalta con la inclusión de percusiones, que a diferencia de las interpretaciones de estudio, dan un realce en vivo que a más de uno hace estremecerse.

Temas como “Never Enough”  y la gente coreando el estribillo de “The New Black” el originario de California agradeció al público mexicano y anunciaba que este show ha sido el más grande que ha dado en el país.

Parecía que todo había acabado para este acto inicial, pero ante la aclamación del público, se lanzó a un encore con las canciones más energéticas del grupo “The Great Depression” y “Spit It Out” de su álbum quizás más exitoso “A Violent Emotion”.

Minutos más tarde, se deja escuchar “Death of Identity” acompañadas mediante un arreglo de lamparas estroboscopicas que parpadean al ritmo de esta melodía tal como si fuera una máquina que poco a poco empieza a encender su circuitería, en una versión extendida al tal punto que algunos empezaron a impacientarse,  hasta que finalmente Eskil Simonsson, Daniel Myer y compañía salieron al escenario para empezar el show con un par de clásicos del álbum Northern Light “Monochrome” y “Bullet”. Eskil con un look maduro, con la cabeza rasurada totalmente y lentes, nos deja entrever que esta agrupación ha pasado a otro nivel músical.

Y claro que lo es con los temas de su último de larga duración, “Blinding Dark” el tema “i close my eyes”, “cold reading” que al compas de los efectos de la producción del juego de luces, hacen que más de uno alucine con los beats profundos de estos temas.

“Gracias México por la oportunidad de estar en el día de su independencia”. Se dejan escuchar los temas como “Thy Kingdom Come” uno de los temas que aunque no es plenamente bailable la gente lo empieza a bailar con lenta cadencia.

Los temas que se han pedido dentro de la redes sociales “Figurehead” , “Edge Of Dawn” y “Wasteland” del disco “Dreams Of A Cryotank” fueron los temas elegidos por los fans y la banda para interpretar en esta velada, la cual continúa con tema más modernos y que se perfilan a ser un nuevo clásico de las presentaciones de los suecos/alemanes “The Beauty and the Grace”  del disco “Modern Ruin”.

“The Men” , “20 Hz”, “Ritual Noise”  para continuar con “Der Leiermann” como versión alterna de “Like tears in rain” como uno de los temas ya consagrados donde el concierto toma una dinámica, más allá de la contemplativa, al baile.

La velada sube de ritmo con temas “Morning Star”  “Ignorance & Bliss”  es en donde Eskil comenta al público mexicano que Daniel Myer esta esa noche con la banda, y con el Vocoder saluda a los asistentes. Daniel Myer es tal vez el productor más importante de música electrónica alternativa del momento con proyectos como Haubjobb y múltiples colaboraciones con excelentes músicos de la escena, es algo triste ver que mucha gente no tomó cuenta de este detalle.

Llega el momento del encore, cuando el ambiente se torna aún más rave con el tema que hizo explosión en la década de los 90’s “Stalker”. La energía se almacenó durante todo el el concierto se desborda con con el clásico “We stand alone” una de las canciones más coreadas por el público, es tal que Eskil repite más de una vez “vamos, más fuerte, todos juntos” y agradeciendo al público se retira unos minutos para dar paso a un segundo Encore.

A capella, Eskil comienza a cantar “Happy Man” se convierte en un momento emotivo, ya que toda la gente continúa cantando y aplaudiendo, por lo que Eskil continua por un par de minutos. Finalmente lo que parece un intro se convierte en un la consolidación de una catarsis entre el grupo y el público mexicano, francamente muy espontáneo y apreciado por la banda.

Con esto seguiría “Lightbringer” que hace bajar un poco la euforia del público pero sin frenar su energía a su vez que sirve como un respiro al tema que todo el mundo que es fan de esta banda espera.

De pronto “La marcha imperial” se escucha en el recinto y es que Eskil comenta, en un pequeño empate con el tema del tema de Star Wars, “esto es Dead Stars,  para que la locura comienza y que mejor broche de oro con el tema icónico de esta banda: aquí nadie del público se ha salvado de al menos mover los pies ante tal himno del electrónico contemporáneo.

Pero no ha sido todo, el fin de este magnífico concierto se invita a Daniel Graves, para el tema final “One World, One Sky”, que aunque este tema no tenga ciertamente muchas letras el angelino se veía un tanto desconcertado en las parte en donde debía cantar, sin embargo una gran ovación se llevó este gesto y francamente fue disfrutado por el asistente.

COVENANT: baile y ritmos etéreos en el Plaza
EN RESUMEN
Una velada que fue magnífica, más que llenar el baile, nos llevó a ser contemplativa y etérea.
POSITIVO
Excelente producción y excelente ambiente por parte de las bandas que hizo vibrar al público
NEGATIVO:
Desgraciadamente el detalle técnico: con el micrófono que Eskil sufrió en un par de canciones, pero gracias al ánimo del público y al profesionalismo se salvaron de ser algo mayor
100