100

C-O-C, C-O-C, C-O-C…” retumbaba en el circo volador el grito de las siglas en inglés de Corrosion Of Conformity desde el inicio de la velada, pareciendo que por momentos el público gritaba “Si o si”. Y es que en efecto, COC venía dispuesto a dar una cátedra de crossover y stoner legendario; ¡Si o si!

Puntualmente a la hora marcada en el programa las bandas invitadas hacen su aparición. Primero el proyecto Devil´s Fuel con una excelente combinación de hard rock y heavy metal cortesía de su demoniacamente enmascarado vocalista. De manera posterior The Wicked Ones, ni mas ni menos que la banda ganadora del concurso del festival Hell and Heaven, puso el toque de psicodelia con su hard rock más alternativo y experimental.

Llegado el momento de la banda estelar, uno a uno los miembros de COC toma su lugar en la tarima y el setlist abre con todo con “Bottom Feeder (El que come abajo)” ; haciendo que la gente agite su cabeza y piernas de arriba a abajo con el pesado sonar de tan genial canción. “The Luddite” y “Broken Man” continuan la descarga de poder de la noche y luego uno de los temas mas agresivos: “Señor Limpio”; hace que la gente desate el slam a todo lo que da mientras grita con ira el rabioso coro de “But I want to…. but my hands were always tied up”. COC está en la casa señoras y señores.

En el extremo izquierdo del escenario la bestial pinta de Woody Weatherman hace retumbar las cuerdas al ritmo de “Long Whip” enlazada con “Big America”; mientras que en medio del escenario la otra gran estrella del show Pepper Keenan lidera los fraseos rapeados de “Who`s Gott the Fire”, diciéndole al publico que es una audiencia muy caliente. Y es que hay que admitirlo: La presencia ahora si del también guitarrista de Down le da un enorme plus a la presentación comparada a la visita pasada donde su ausencia se notó tanto en el ambiente como en el aforo. Hoy, la presentación de COC es toda una concurrida fiesta stoner donde podemos disfrutar a tope de la banda,  que nos sigue regalando joyas como “Seven Days”, “Paranoid Opioid” y  “13 Angels”.

Todavía no es momento de partir, y los originarios de Raleigh vuelven a desatar el slam al ritmo de “Vote With a Bullet” y “Wolf Named Crow”. Y luego ritmos mas sublimes abren las alas con “Albatross” para dar un pequeño respiro a la presentación. Tras esta breve pausa COC retoma el escenario y mostrando una herida que lastima su hombro, Pepper Keenan despide el show con la interpretación de “Clean My Wounds”; la cual estamos seguros dejo muchas heridas que limpiar sembradas en los asistentes con ese último slam ejecutado donde ahora si nadie se quedo con ganas de empujar y brincar. Sin duda COC saldó -y con creces- una deuda personal con México con este gran concierto inolvidable.

 

¡Stoner corrosivo y de poder!
Corrosion Of Conformity regresó a México a saldar su deuda con Pepper Keenan finalmente, y dió un show que ahora si sus fans no olvidarán jamás
100