Sin duda una de las expresiones más bellas y poderosas con las que cuenta el metal, es su vertiente sinfónica. Es una conjunción de sonidos épicos y sublimes aderezados con fuertes guitarras. Y si a eso sumamos que la voz líder sea una exquisita voz femenina bien trabajada nos encontramos con una delicia al oído.

En lo que a la escena nacional se refiere, una de las bandas que viene pisando fuerte desde el 2013 y abriéndose camino por los oscuros senderos del metal sinfónico es Melphomene. El nombre de la banda es tomado de Melpómene (en griego Μελπομένη ‘La melodiosa’) que es una de las dos musas del teatro. Inicialmente era la musa del canto, de la armonía musical, pero pasó a ser la musa de la tragedia como es actualmente reconocida. A pesar de su reciente formación, lo cierto es que todos sus músicos tienen una trayectoria previa y nutrida dentro de otras agrupaciones.

Melphomene se encuentra promocionando el EP ‘Destructive Crescendo’, un trabajado excelentemente bien pulido, con temas como ‘Always’ que da inicio al material y que es una suave melodía donde desde el principio queda demostrada la calidad vocal soprano de Esthíbaliz, seguida de ‘Howl’, la primera que lanzaron en internet y el cual nos recuerda el sondo de bandas como Sirenia o Tristania. Un track fácil de adoptar y perfecto para ser sencillo.

’10 Last Seconds’ entra en el camino de ese metal sinfónico más poderoso y de introducción mucho más acelerada y vibrante, que descansa luego en un tono melodioso y agradable, para volver a subir en una montaña rusa de sonidos y sensaciones, donde los solos de guitarra cortesía de Mario del Rio son el riel perfecto. ‘Little Sins’ es un tema melancólico, con sonidos de piano llenos de sentimiento; mientras que con ‘Mother Night’, la apertura de bajeo rasgado nos lleva a un sonido más folk, con las voces masculinas más presentes.

‘Destructive Crescendo’, el track homónimo al EP -y del cual podremos ser testigos del estreno de su videoclip este domingo- es el track más poderoso y sublime de todo el compilado. Una amatista llena de poder musical y vocal, con muchas similitudes a las bandas más aceleradas del género a nivel internacional como ReVamp o Nightwish. El EP cierra con ‘Maiden & Death’, una melodía que es como la calma después de la tempestad, el llegar a aguas tranquilas después de navegar por el huracán de la canción anterior, pero sin restarle ese dejo de profundidad y magia en cada una de sus notas.

Puedes conocer más de Melphomene, a través de su página oficial en Facebook y si te gustaron, no te puedes perder a la banda el próximo 29 de Marzo en el Circo Volador, junto a Salvador y los Eones y Anna Fiori.