Andy Laplegua, la mente detrás del monstruo noruego Combichrist, está de vuelta. Y cuando decimos que está de vuelta, lo decimos de manera literal y también metafórica.

El último álbum de la banda, Making Monsters tiene ya más de 3 años de haber sido lanzado y el experimento No Redemption, no puede -ni debe, consideramos- ser incluido como parte de la discografia oficial de Combichrist.
La sequia de música nueva terminará en Marzo del 2014 con el lanzamiento del nuevo disco de la banda, llamado We Love You, pero antes, Laplegua nos ofrece un adelanto con el primer single/EP promocional, From My Cold Dead Hands.

¿Está Combichrist de vuelta? Eso depende. Es innegable que el sonido de albumes como The Joy of Gunz o el -amado- Everybody Hates You ya no está. Pero eso no es del todo raro si nos damos cuenta que el sonido de esos trabajos fue desapareciendo lanzamiento tras lanzamiento como parte de la evolución musical de Andy Laplegua y su banda. ¿Es esto bueno o malo? Es dificil decirlo a ciencia cierta… Depende que cada oyente.

From My Cold Dead Hands, la canción escogida como punto inicial de la promoción de We Love You, es el ejemplo perfecto de lo que Combichrist ha sido a lo largo de su historia: Beats potentes, con bajos bien definidos y los gruñidos semi-guturales que Andy ha sabido perfeccionar a través de los años. Sin embargo, hay toques en ella que la diferencian de los lanzamientos anteriores de la banda, con un toque extraño de Dubstep y unas voces de apoyo distorsionadas que nos recuerdan -no tan- vagamente a Daft Punk. ¡Y Laplegua lo hace funcionar! Puede ser una mezcla un tanto extraña al principio, pero suena bien.
Las lyrics de la canción son una referencia a la libertad personal, con un toque particular hacia la posesión de armas. Tal vez un tema politicamente peligroso bajo las circunstancias actuales.

El single saldrá a la venta via iTunes el próximo viernes, mientras que el EP que contendrá remixes y una canción inédita estará disponible en Enero.

Beats brutales, voces desgarradoras y bajos potentes que te hacen desear ir a la pista de baile. Es Combichrist.