80

Desde Inglaterra y con casi cuatro décadas de vida, los legendarios Cockney Rejects se presentaron por primera vez en el Foro Ecatepec para delicia de los amantes del verdadero street punk europeo y la música Oi!.

Desde la media tarde, el desfile de bandas que complementan el cartel va pasando una a una, con la presencia de Streid Bars, los infaltables Filero, Obra Negra y Lucha de Clases. El lugar poco a poco va llenándose de seguidores que botas y tirantes reciben con entusiasmo a los colombianos de No One´s Voice. Luego, el acto de los nacionales La Haine se ve algo opacado entre las fallas del sonido y la impaciencia del público por los grupos estelares, pero después Sparrow 68 que tiene ya un nombre mucho mas labrado en la escena retoma los bríos y deja todo listo para el momento más esperado de la noche.

Ataviados con boinas y gorras al puro estilo europeo, los veteranos Cockney Rejects se colocan en el escenario y desde los primeros acordes de “We Can Do Anything” la gente se arremolina en la parte delantera para disfrutar el repertorio. “Fighting on the Streets”y “Flares ´n´Slippers” son tocadas a continuación, pero algo pasa que los skinhead no están tan aguerridos y entusiasmados como en otras ocasiones. Tuvo que llegar “We Are The Firm” y “Subculture”; un verdadero binomio de energía y velocidad para que la comunidad despertara y entonces si la zona frontal de la pista se convirtiera en un campo de batalla de ritmos Oi!.

“Perdónenme, traigo mi garganta hecha mierda, pero aun así prometo daremos hasta lo último esta noche” se disculpa con una evidente ronquera y frotándose el cogote Jeff Geggus, para cumplir su promesa y desatar el poder de “The Power And The Glory” y “I´m Not A Fool”. El momento de agitar las cabezas rapadas llega con “Headbanger” y la adrenalina se siente subir cada vez más en el foro.

Un sonido pegajoso de palmas similar al de las porras de soccer se escucha para dar paso a “East End”, canción cuyo título remonta a la zona geográfica de Londres de donde es originario el estilo COCKNEY el cual es una forma endémica de hablar de esos barrios bajos del Este cercanos a la iglesia de St. Mary-le-Bow. Mientras “The Rocker” y “Join The Rejects” suenan, hay un altercado en la parte derecha de la pista y un par de asistentes son golpeados por varias personas en alguna riña personal. Sin embargo, otros fans y el personal encargado del evento contienen la trifulca y dándole atención a los maltrechos jóvenes el show continúa. Una lástima que estos eventos se den a pesar de la solicitud días antes del show por parte de los promotores de evitar estos conatos y disfrutar de la buena música solamente.

Regresando a la parte musical, Cockney Rejects nos sorprende con “On The Streets Again” en una versión más acelerada que la habitual de estudio contenida en el álbum “Power and Glory” de 1981. “The Greatest Cockney Rip Off” y “Bad Man” siguen y también sigue el buen slam violento pero lleno de camaradería característica de los skinheads antifascistas. “Este es un tema que habla sobre el football, cuando este se convierte en una verdadera guerra”; así describe Jeff el inicio de “War On The Terraces”, uno de las muchas canciones de los londinenses que hablan del hooliganismo y de defender la casaca de tu equipo con la sangre misma. “Police Car” y su sonido taladrante y veloz son de lo mejor de la noche y sin duda uno de los puntos más bestiales en el moshpit del Foro Ecatepec.

Levantando sus brazos y cruzándolos en las alturas honrando al equipo de football West Ham, Cockney Rejects está a punto de cerrar la noche con “I’m Forever Blowing Bubbles”, la cual ligan sin descanso ni respiro a “Oi! Oi! Oi!” dándole a los skinheads un final digno de tan legendaria e inolvidable visita. Los músicos agradecen brevemente a los asistentes su presencia y bajan del escenario en las alturas. El poder y la gloria del Oi! una vez más se ha levantado y pisado fuerte con botas de acero en el Foro Ecatepec.

Poder y Gloria
Desde los barrios bajos del este de Londres, los Cockney Rejects llenaron de sonidos Oi! una noche inolvidable para la comunidad skinhead
80