CARNICEROS DEL NORTE: Enormes en el Alicia
98%Nota Final
PRODUCCIÓN96%
AUDIO100%
VENUE98%
Puntuación de los lectores 4 Votos
87%

Halloween pasó apenas hace unos días, pero parece nadie avisó de ello a los asistentes del foro Alicia, que disfrazados de payasos, zombies y punks góticos atiborraron el recinto generando un sold out para ver el concierto de 10 aniversario de Los Carniceros del Norte

Después de la aplaudida actuación de Bulbo Proyect, Visceral Scene y Via dolorosa, las cámaras que grabarán el evento para la posteridad en un DVD son encendidas, y los Carniceros arriban al escenario al ritmo de “La noche de circo”,para que después y con los ojos vendados con la corbatina Txarly Usher nos cuente la historia de “El hombre de los rayos X” y se siga de corrido con “La invasión de los ultracuerpos” y la canción tributo a aquella obra maestra de Rob Zombie llamada “La casa de los 1000 cadáveres”.

¿Se imaginan si Alien, el monstruo espacial fuera una criatura con miedo y sola y que por ello ataca solo en defensa y por temor? Bueno, de este nuevo enfoque de la bestia antagónica de Ripley habla “El octavo pasajero”, una de las canciones más emotivas y coreadas por la gente, que precedió a la slamera “Garras humanas” para después terminar envueltos en los vendajes de “La momia”  y continuar la carnicería con el sonido circense de “Payasos asesinos del espacio exterior”. De inmediato somos transportados fuera del recinto y vamos “Al otro lado del cementerio”, para después de retornar al Alicia a conocer a “Sardú”  y a la elegante “Miss muerte”.

En el Foro Alicia todo es slam y adrenalina, y los “Gritos en la noche” resuenan por toda la periferia. H. Zombie en la guitarra caracterizado al puro estilo de The Adicts toca impávido y casi sin moverse como un zombie los riffs de “Capitan Howdy”, mientras que de manera posterior el bajeo de Nando Fausto se desenfrena en matanza con la velocidad de “Kill Baby Kill”. La gente suda y choca entre si como si fueran “Los muertos vivientes”, y después la pantalla ( que dicho sea de paso nunca quedo centrada pues se inclino el proyector) muestra la terrorífica presencia de Pennywise, avisando que “It” es la próxima canción, para terror de quienes tienen fobia a los payasos.

“Ladrones de cadáveres” y “El cuervo” con Usher lanzando plumas al respetable son estampas inolvidables que esperamos disfrutar próximamente en el disco en vivo grabado; pero por lo mientras es momento de acompañar a Jack Torrance al macabro “Hotel Overlook”. En “El ansia” Txarly se lanza al público a hacer un poco de body surf encima de la gente, y con la vibrante y única “Nekromantikos” que sin duda y en mi gusto personal fue la canción más apoteósica de la noche, los españoles se toman un breve descanso.

Los machetes y cuchillos siguen afilados y con deseos de seguir cortando carne, y Carniceros del Norte regresa con “Rojo profundo”, para después y recordando a los 43 de Ayotzinapa dedicar con respeto una “Balada triste de trompeta”. El desfile de personajes macabros no cesa, y primero hay que acudir a la cita con el “Doctor Caligari”, para después estar frente a frente con el perturbado “Gacy” y después ir a visitar a nuestro amigo vampiro que vive en Barakaldo con “Nosferatu vive en Barakaldo”.

La carnicería está por cerrarse, y nuestros músicos favoritos por retirarse, pero todavía hay un cierre de oro lleno de masacre, mutilación, sangre, homicidio, desollamientos y gritos y en fin; todo lo casual y cotidiano de “Un día en Texas” (Original de Parálisis Permanente) que cierra el festejo de 10 aniversario en una retacería infernal que nadie olvidará y que ha quedado inmortalizada para la eternidad.