90

Pocas veces un evento logra congregar a toda la nación skinhead antifascista como la vista por primera vez a nuestro país de Booze & Glory. Desde que llegabas al recinto el cumulo de cabezas rapadas esperando ingresar al foro era de verdad impresionante.

Al entrar el contraste resulta casi irrisorio: Las paredes llenas de posters alusivos a ídolos gruperos y de música de banda contrasta visceralmente con decenas de skinheads ataviados con tirantes y botas. Pero el ánimo esta a todo lo que da y desde el principio hay un desfile de bandas mexicanas de música Oi! tales como los Black Skull Radio, quienes rememoran los viejos toquines con los punks en el extinto clandestino, pero sobre todo los de la banda Filero, quienes al empezar tienen un recibimiento impactante con los skinheads prendiendo bengalas en su honor antes de desatar un slam y baile tan o más brutales que el de la banda estelar.

Nacida en Londres, pero compuesta en la actualidad por músicos de varios países, los Booze hacen su aparición con “The day i´m in my grave”, para después poner a toda la comunidad skinhead a hacer slam y empujarse con la rabia de temas como “Sick of you”, “Maybe” y “Leave the kinds alone”. Las letras sobre hooliganismo, cerveza y riñas están a la orden del dia y convierten el huizache en un hervidero de ambiente digno de cualquier pub europeo.

Desde las alturas en el escenario elevado el polaco Mark lo mismo canta tocando la guitarra que con las manos libres brincando de un lado a otro temas como “Days month years” para luego invitarnos a agitar los martillos con “Swinging hammers”. Con “Our passion” la oda al amor por el soccer se hace presente y los fans al terminar ejecutan la porra del West Ham United para beneplácito de Booze & Glory; acción que se repetiría varias veces en la noche.

La pista tiene un paso al desnivel y tanto arriba como abajo la banda skin esta con todo en el slam al ritmo de temas como “Down and Out”, “Back on track”, “Always left behind”, “Violence and fear” y “Simple”. Pero si de slam se trata el premio se lo lleva “Carry On” en donde todos corren y se golpean en una verdadera fiesta de resistencia y adrenalina. Booze anuncia su despedida con la mas tranquila pero no menos pasional “Blood from Stone”, que desata el sentimiento de hermandad y camaradería entre los hooligans mexicanos.

Booze & Glory tardo mucho en venir y sabe que los fans quieren más. En general y salvo uno que otro conato de bronca entre 2 skins, la gente se comporto excelente dejando la violencia y la pasión solo en la música, por lo que la noche tiene un cierre perfecto cuando los europeos de pocas palabras regresan para ahora si dar cierre con broche de oro con su himno supremo “London skinhead crew”, y todavía regalarnos otro momento bestial con “Only fools get caught” para ahora sí, dar por concluida su visita y ser despedidos por la gente que palmas arriba, vuelve a entonar la porra del United.

SOBRESALIENTE
EN RESUMEN:
Un concierto muy esperado por los fans del género, que no decepcionó. Sin embargo, los asistentes se quedaron con ganas de más.
90