Un breve atajo para conocer a Blueneck

Desde Inglaterra, esta banda ha trabajado arduamente por posicionarse como un digno representante del post-rock y rock progresivo moderno, ya que desde inicios del 2000 ha presentado su material y ha inspirando a que muchas películas independientes y series reconocidas tomen su música para construir una ambientación llena de sentimientos y mensajes para el espectador.

En Summa Inferno se nos invitó a escuchar su nuevo disco, King Nine, próximo a estrenarse el Viernes 7 de noviembre del 2014. Te traemos nuestra revisión del álbum.

Blueneck_2014_8_by_Alx_Leeks

Amantes del estilo de Radiohead y Steven Wilson, no deben perderse esto.

Counting Out abre este disco de una manera virtuosa, un sabor que en su anterior material como Epilogue no se ve tan reflejado. Se explota mucho las vocales de Duncan Attwood en este inicio. Seguido, vuelve la intimidad y melancolía que caracteriza esta banda con Sirens, lo interesante de esta canción es que se cuenta con la tétrica, pero fascinante colaboración de Lasse Hoile, un artista cinematográfico y fotógrafo que ha trabajado ya con bandas reconocidas del género como Opeth, Porcupine Tree y Anathema, enriqueciendo visualmente sus discos y sus vídeos. A mi parecer, una de las mejores canciones de este álbum.

Después nos encontramos con King Nine, canción que da nombre al disco, quizás por la intensificación pausada de algunos elementos electrónicos que encuentras en la mayor parte del álbum, mezclándose dramáticamente con samples y juegos con sintetizadores. Esta canción prepara el camino al encontrarte con Man of Lies, jugando con una llamativa composición que descubrirás en el disco. Piano y vocales, trascendiendo a melódicos y apasionados arreglos de cuerdas y teclas, eso también encontrarás en Broken Fingers.

Menos minimalismo, más elementos electrónicos en sus canciones.

Father, Sister, vibrante como Counting Out, choca con el inicio de Spiderlegs, una melodía más alargada, oscura y profunda, remembranza de lo que han hecho en sus discos como Repetitions o The Fallen Host, sin abusar de lo minimalista que pueden ellos lograr ser. Este mismo principio lo utilizan en Mutatis, larga , pero intensificada canción conforme la sigues escuchando.

El cierre con Anything Other Than Breathing lleva a concluir que es un nuevo sabor de Blueneck, muy diferente a lo que habías escuchado con ellos antes, mucho más estructurado y virtuoso en detalles, sin desagradar. No era algo que esperaba escuchar de este disco, lo cual llama la atención que hayan trabajado tanto por casi 3 años en este material.

Después de King Nine, me atrevo a predecir que el futuro de la banda va por un variado pero positivo rumbo, ya que estoy segura que siendo el Post-rock un género no tan comúnmente consumido en México, de menos la oportunidad está abierta en escuchar estas propuestas. Así iniciaron bandas del género como MONO o Mogwai. ¡Buen trabajo, Blueneck!

Sitio Oficial: www.blueneck.com

Redes Sociales: 

                   Facebook

                   Twitter

Disquera: denovali.com