Las historias de masacres y asesinatos han sido un factor de concordancia en el mundo de la música.
Ahora, el turno fue de la banda iraní -establecida en Brooklyn, NY desde hace algunos años- The Yellow Dogs, cuyos miembros fueron asesinados a tiros esta mañana.

El responsable fue un ex-miembro de la banda, identificado como Raefe Ahkbar, quien al parecer estaba furioso por haber sido echado de la banda. Los muertos son Soroush Farazmand [disparo en el pecho], Arash Farazmand y Ali Eskandarian [ambos con tiros en la cabeza]. Después de cometer los asesinatos, el agresor subió al techo del edificio y se disparó, muriendo en el acto.

 

La banda llegó a Estados Unidos en 2010, despúes de haber tocado por algunos años en su natal Teherán y había levantado buenas criticas. Una vez más, la desgracia toca las puertas de la música. Descansen en paz.