El último fin de semana de Septiembre de este 2014 la Ciudad de México fue Apopgtymatizado de principio a fin con la visita de Apoptygma Berzerk – desde ahora APOP -. Todo comenzó con una exitosa firma de autógrafos en el Paranoid Visions UTA cortesía de Eyescream Productions [realmente, la promotora que mas se preocupa por acercar a los artistas con sus fans mediante estas dinámicas], que en medio de la euforia de los fans dio una probada de la euforia con la que se viviría el concierto del siguiente dia.
 
Ya en el Plaza Condesa y tras un breve DJ-Set para amenizar la espera, al filo de las 9:45 de la noche, las luces se van y una envolvente oscuridad rota tan solo por unos destellos de luz azul que destellan la enorme manta con el nombre de la banda, es el cobijo perfecto para que los miembros de la banda tomen sus posiciones.
 
“You see, see what can’t be seen, You repair the damage done to me”, es la frase que suavemente susurra Stephan Groth , ataviado con una camisola militar – con un curioso fantasma de “pacman” en la espalda – y de inmediato la apertura es apoteósica con todo el poder de ‘Unicorn’. La noche apenas comienza, y el termino “apenas” parecería corto, pues APOP nos regalaría un enorme Setlist con más de 20 temas, pero apenas unos minutos después de los primers beats el publico esta brincando eufórico con ‘Eclipse’ o coreando con uniformes el “Oh,ohhhh,oh,oh” del estribillo de ‘Burnin´Heretic’.
 
El juego de luces y la manera en que las tonalidades rompen la oscuridad es hipnotizante. En verdad la música de APOP requiere de ambientes de iluminación que resalten cada uno de sus ritmos, y en este sentido los ingenieros de iluminación hacen un trabajo exquisito. ‘In this togheter’ y el efecto del relámpago cada que en el coro retumba el sonido que imita un rayo, ‘Dead Air Einz’ y lo sombrio de una canción que habla sobre escuchar voces solo en la noche y ‘Shadow’ y sus sonidos electrizantes y trepidantes acompañados de un juego de luces dinamico son un claro ejemplo de lo descrito anteriormente.
 
Apollo [Live on your TV]’, ‘Love Never Dies’ con todo y las tonadas de la Carmina Burana y ‘Deep Red’ mantienen la noche encendida, y entonces todos los miembros de la banda salvo Jonas Groth dejan el escenario. La atmosfera entonces se vuelve intima, con la única luz del escenario posada sobre la figura de Jonas y su teclado.
 
“Esta noche tocaremos algo que nunca ha sido tocado en alguno de nuestros shows” anuncia el rubio y embarnecido tecladista, y unos acordes de piano dan paso a la inesperada ‘One Caress’ tema original de Depeche Mode, que pone a vibrar al Plaza entero, seguido de otra pieza exquisita como lo es ‘Black vs White’ que emana suave y de manera embriagante de los dedos y voz de Jonas. Stephan se le une para cantar ‘Something I should know’ y a media canción los 2 miembros restantes (Ted Skogman en la batería y Audun Stengel en la guitarra) se reincorporan cerrando este track con un poder impresionante.
 
Y parece que hemos llegado al momento de las canciones mas esperadas, pues Stephan Groth [quien debo decir, me recuerda enormemente a Bryan Molko de Placebo], invita a todos a mentir con el y les recuerda que el no es un santo, al ritmo de la esperadísima ‘Kathy´s Song’ ,para luego explotar el concierto con una tercia de temas que volverían al publico una onda expansiva de energía y emoción desatada compuesta por ‘You Keep Me From Breaking Apart’, el clásico cover de la aun mas clásica ‘Major Tom’ original de Peter Schilling, y el que me atrevo a decir es el punto mas épico y lleno de energía del concierto con ‘Until The End Of The World’; ¡Que tremenda y vibrante atmosfera! Y todavía se atreven a sin dar respiro tocar ‘Paranoia’ y ‘Non-Stop Violence’ para cerrar el primer bloque del show.
 
El concierto pudo haber terminado aquí y nadie se hubiera quejado, pero APOP tenía aun mucho que dar en una noche en la que en verdad sus fans fueron consentidos con un setlist único y extenso a más no poder.
La banda regresa después de un muy breve descanso al escenario, y entonces anuncia (hay que decirlo, no es mucho de hablar ni de interactuar con el publico) que tocara una canción que ha sido solicitada por redes sociales por sus fans, y pese a según ellos no tenerla preparada, ‘Untitled Too’ se convierte en un gran regalo para la audiencia.
 
La comunión continua con ‘Shine On’ , pieza original del grupo The House of Love, y remata con ‘Starsign’ y la melancolía de sus letras que encierra el desear “una señal para dejar este sitio atrás, a un lugar donde nadie conozca mi nombre…¡un ultimo adiós!”. Sin embargo , APOP no se va, sino que todavía tiene energía para regalar un segundo encore con un par de canciones que dejaran satisfecho hasta al mas hambriento fan de los noruegos, con ‘Lost in Translation’ y cerrando con el cover de Joy Division ‘Love Will Tear Us Apart’ en un Set de mas de 2 horas de duración, sin duda una experiencia única e irrepetible.
 
La banda todavía se presentaría horas mas tarde en una fiesta Aftershow conviviendo y mezclando con los fans en el Real Under, cerrando así la Apoptygmización que la capital mexicana recibió con enorme euforia.