El metal no descansa y ya en este enero de 2015 algunas bandas lanzarán nuevas producciones, entre ellas están los brasileños de Angra de quienes no veíamos y escuchábamos un álbum de estudio desde el 2010 con Aqua. Estos 4 años han traído ciertos cambios para la banda, empezando por la salida del que fuera su vocalista por 11 años Edu Falaschi; y el segundo adiós por parte de Ricardo Confessori quien se encargó de las labores en la batería, primero de 1993 a 2000 y posteriormente de 2009 a 2014.

Para gusto de muchos (¿y disgusto para pocos?) el elegido para reemplazar a Edu fue el conocidísimo cantante de Rhapsody of Fire, Fabio Lione, famoso también por su aportación vocal en otras bandas como Vision Divine, Symmetry, Kamelot, entre otras. Aquí en México ya pudimos verlo con Angra en el pasado Hell & Heaven Metal Fest, dejando satisfechos a sus seguidores. Tras la batería se optó por Bruno Valverde quien ya tocaba en el proyecto solista de Kiko Loureiro, guitarrista de la banda brasileña.

Este Secret Garden ha sido concebido como un álbum conceptual en el que cada canción narra, a través de las letras, la historia de un hombre que busca nuevamente la felicidad que perdió tras la muerte de su mujer. Un concepto así necesita de emociones y paisajes diversos, elementos encontrados a gran escala durante todo el trayecto del disco.

La portada del álbum muestra una entrada, misma que se abre en ‘Newborn Me’ y de inmediato encontramos sonidos directos, progresiones propias de esta banda, sinfonías, percusiones y variedades que enganchan a la primera. El toque distintivo lo dan las guitarras españolas que aparecen a la mitad de la canción, un ingenioso ingrediente previo a la tralla de solos que le proceden.

Con Fabio Lione involucrado no es inesperado que ‘Black Hearted Soul’ posea un inicio épico y ostentoso muy a la Rhapsody of Fire con esos coros grandilocuentes. El tema posteriormente da paso a una sonoridad totalmente Power Metal de guitarras rápidas, doble bombo y voces melódicas. También es una canción con mucha riqueza en solos.

Percusiones brasileñas se mezclan con riffs macizos en ‘Final Light’ donde escuchamos a un soberbio Lione que acabaría por convencer a todos tan sólo poniendo gran atención al logradísimo coro. ‘Storm of Emotions’ exhibe una verdadera tormenta de emociones (traduciendo como en Universal Stereo) que van de lo ambiental a lo resonante con medios tiempos, y que se deja desmenuzar serenamente al paso de la canción. Es la primera donde el guitarrista Rafael Bittencourt aparece con su voz para cantar junto a Fabio; el mismo Rafael toma todas las riendas en ‘Violet Sky’ con una gran demostración de melodías vocales.

La siguiente canción parecerá muy extraña sobre todo para el escucha habitual de Angra. El tema que da título al álbum, ‘Secret Garden’, no es cantado por Fabio ni por Rafael sino por Simone Simons (Epica), además de que dicho tema se aleja del sonido de Angra para decantarse por uno al estilo de un musical de teatro que encajaría más en la banda de Simons. Aun así es una buena canción pero si la escuchas por separado y sin saber que es de Angra dudarías que sea de ellos.

El álbum vuelve a lo latino con las percusiones de ‘Upper Levels’ que rápido se quedan atrás y dejan el camino listo para duros riffs y el regreso de Fabio Lione a la voz. Este corte refleja mucho la vena latina ya clásica en Angra y de esa manera gana en diversidad. Se destaca el trabajo del bajista Felipe Andreoli y en general es una canción que sirve para mostrar la calidad técnica de cada músico.

La banda tiene el honor de contar con la participación de Doro Pesch para ‘Crushing Room’ en un dueto con Rafael Bittencourt, enormes ambos en esta especie de balada power metal. Sería buenísimo que Doro y Angra toquen esta canción si llegan a coincidir en alguna gira.

Por si se resiente una falta de temas cañeros puramente Power está ‘Perfect Symmetry’ con partes sinfónicas. Para finalizar el álbum se encuentra ‘Silent Call’, una canción de rock a la usanza de bandas longevas como Eagles, Boston o Toto, por si no había suficiente variedad en Secret Garden.

Con esto ya sabes que el regreso de Angra está comandado por la diversidad de tonalidades, voces e impresiones. Admirable vuelta de los brasileños.