Es el mismo Angra de siempre pero llevado a su momento más alto y elaborado estirando al máximo su versatilidad. Un gran trabajo para todos los gusto, lo mismo si eres fan de la banda que si solo curioseas buscando un buen disco de power metal.
9

Angra, la banda de power metal brasileño ataca este 2018 con su nuevo disco “Ømni”, un trabajo totalmente conceptual lleno de historias de ciencia ficción y tiempos, y que representa el cenit que recopila los conceptos de los 3 trabajos de la banda.

La verdad es que si el objetivo de la banda era abrir con un golpe de poder lo logra a la perfección con “Light of Trascendence”, un tema veloz, electrizante y orquestado, que nos recuerda porqué el “power” metal se llama así. “Travelers of Time” da un bajón con un sonido más denso y que pareciera hasta tener reminiscencias tribales, pero sigue siendo una tonada fuerte y atractiva. La primera gran expectativa se hace presente con “Black Widow´s Web”, pues todos queríamos saber cómo encajaría la poderosa guturalidad de Alissa White-Gluz (Arch Enemy) en el tema. Y pues, siendo sinceros es precisamente la voz de la también ex vocalista de The Agonist la que salva el track que de lo contrario hubiera pasado como buena pieza de heavy metal a secas, pero Alissa y el solo (por cierto muy a lo Arch) valen la pena la melodía. Por cierto, la cantante Sandy Leah también le da un buen toque a la canción con su breve aporte.

Insania” es una canción hasta cierto punto intrascendente y lineal que no se extrañaría, y después “The Bottom of my Soul” es el track infaltable de Angra con un sonido mas orgánico y buscando ser sublime; de esos que los fans de hueso colorado siempre amaran y sus detractores dirán siempre que es “pan con lo mismo”: Mucha instrumentación y la voz de Fabio Lione en tono elevado. La sacudida que te saca de esa laguna de niebla quieta de las 2 canciones anteriores llega con “War Horns”, que con la participación de su antiguo guitarrista Kiko Loureiro nos recuerda porque Dave Mustaine decidió reclutarlo para Megadeth: Un verdadero blast de virtuosismo y poder combinados en una excelente canción.

Caveman” logra con su sonido lleno de –de nuevo- reminiscencias tribales y un sonido muy emparentado con el stoner, contar una historia desde la perspectiva de un homo de la era de piedra. Sin duda un tema mucho mas emparentado al progresivo que sus anteriores. “Magic Mirror” asalta entonces con un sonido más oscuro de inicio, pero solo es una breve pantalla para una canción clásica de Angra en la que no hay mucho que comentar. “Always More” es finalmente una canción tranquila, una “power ballad” de esas que las bandas del género jamás se atreverán a no incluir por lo menos una en sus discos.

El disco cierra con 2 tracks que hacen referencia al cerrojo final de Ømni, primero con “Ømni: Silence Inside” un track complejo de casi 8 minutos y medio que busca la característica montaña rusa de ritmos que se suele ofrecer en estos extensos tracks, sin lograrlo del todo; y para terminar la odisea “Infinite Nothing” es algo así como la canción al final de los créditos de una película de ciencia ficción: Una melodía instrumental para dar cierre glorioso al trabajo.

Ømni” (en latín: Todo) consigue el objetivo literal de englobar todos los matices y estilos de Angra en un enorme trabajo espectacular. Hay que aclarar que no hay una apuesta diferente o alguna sorpresa impensable. Es el mismo Angra de siempre pero llevado a su momento más alto y elaborado estirando al máximo su versatilidad. Un gran trabajo para todos los gusto, lo mismo si eres fan de la banda que si solo curioseas buscando un buen disco de power metal.