AGONOIZE tiño a la Ciudad de México con un baño de sangre
68%Nota Final
PRODUCCIÓN55%
AUDIO80%
VENUE70%
Puntuación de los lectores 4 Votos
55%

A las afueras del R&R Live, se percibe un ambiente algo distinto al habitual. Un recinto acostumbrado a los eventos de rock y metal, hoy se prepara para recibir a los amantes del electrodark quienes ataviados con sus ropas llenas de estoperoles, cadenas, máscaras de gas y un cabello que parecieran cables fosforescentes se prepara para disfrutar del regreso de los alemanes de Agonoize a nuestro país.

12498651_10154103700434171_1530606083_nPese al retraso en la hora de acceso y varios problemas para ingresar o situarse en sus respectivas zonas tanto para los asistentes como para los invitados, al final la gente está en su totalidad en el interior para disfrutar de los primeros grupos. Triste Makrina, la banda más cercana a los sonidos goth de la noche abre la velada y es muy aplaudida con sus melodías oscuras de la voz de Ivi Makrina, para que después y en un intermedio donde la música no para con los DJs más reconocidos de la escena, sea el turno de C-Lekktor quienes aún y cuando la asistencia es baja todavía, ponen a la gente que se ha dado cita a bailar y brincar con su aggrotech y rabioso que los tiene más que consolidados como un consentido del género en nuestro país.

Con la garganta seca (Ni pensar en comprar una cerveza, pues al leer los precios de la carta la sed se apaga en un instante) espero el arribo de la banda estelar, quienes inician su presentación de golpe y con un inicio algo desangelado que tarda unos minutos en hacer click hasta que la gente se engancha por fin mientras temas como “Glaubenskrieger”, “Bloodqueen”, “Deutsch” y la taladrante “Schaufensterpuppenarsch” (descuida, también nos cuesta trabajo pronunciarlo, no eres el único) . Desde la segunda canción el performance famoso de Chris L se hace presente, y simulando cortar su vena con un cuchillo un chorro de “sangre” brota y baña rostro y ropas de los asistentes más cercanos, mientras el set sigue avanzando con temas como “For The Sick And Disturbed”, “Gottlos” y la muy esperada “Koprolalie”.

12746406_10154103711774171_454089321_nTristemente y a pesar del buen audio del lugar, el micrófono del tecladista no se escucha casi nada en toda la presentación lo cual le resta a mi gusto poder a las canciones, sumando a a impresión de que de los miembros de Agonoize están un poco cansado, de malas o ambas. Su energía en el escenario dista mucho de lo que he visto en videos o me transmite cuando escucho sus albums; aunque siendo mi primera vez con ellos no puedo hacer un gran juicio e igual así son de parcos y estáticos.

2 baños más de sangre tiñen de carmín al público durante la presentación, y con temas como “Bis das Blut gefriert” y la esperadísima “Staatsfeind” Agonoize cierra la primera parte de su presentación, para regresar unos minutos después con un encore compuesto por una triada de temas entre los que resalta el cover a Kiss con “I Was Made For Loving You”, con el que los alemanes cierran su presentación.

La gente sale lentamente del lugar (sobre todo por lo insólito de que a cada asistente del concierto le piden pase de salida de los meseros haciendo un embudo de personas en la salida; en lugar de cobrar el consumo al momento y ahorrarse este tiempo) y el baño de sangre industrial llega a su fin.